Cuando entendemos la naturaleza del agua, nos damos cuenta de la gran importancia de beber agua de calidad que pueda limitar el contenido de sustancias toxicas y además recibir y transmitir información física y energética a nuestro cuerpo para mantenerlo sano.

Nuestras células son un 90% de agua, nuestro cuerpo tiene cerca de un 75% de agua, Los brotes y germinados son un 80% de agua, en todo ser viviente el agua es el mayor componente, por lo tanto todo lo que le afecte al agua nos afectara directamente a nosotros, a nuestros alimentos y a la vida.

Actualmente la ciencia reconoce que el agua nos afecta física, emocional y mentalmente y que es un fluido vital que permite el libre flujo de las energías y la vida.

Hoy estamos recordando que el agua es uno de los mejores “remedios universales”

SIN AGUA SANA NO PODEMOS ESTAR SANOS

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

limpiar formularioPost comment